Una sesión inspirada en el amor que sobrevive a la decadencia, al paso del tiempo, un amor que persiste y perdura, un amor contra el que nada lo puede. Una sesión en donde un antiguo palacete abandonado se convierte en el lugar para hacer realidad un juramento de amor eterno.