Sin duda alguna Mónica y César nos brindaron una de las bodas del año. La Masía San Antonio de Poyo se inundó de magia y alegría gracias a los divertidísimos testimonios que nos regalaron los invitados y las continuas locuras de los novios. Y como no podía faltar, Audioprobe nos maravilló una vez más con la mejor iluminación y repertorio musical del momento.